NO A LA LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA CON FINES LÚDICOS: TOÑO MARTÍN DEL CAMPO

  • MORENA modificó el dictamen donde se apoyaba el uso de esta sustancia en el ámbito médico
  • De no aceptarse en el pleno las reservas y modificaciones a algunos artículos, esta iniciativa será votada en contra por el GPPAN
  • Aseguró que la seguridad de los mexicanos no depende de la legalización de la marihuana, sino del esfuerzo conjunto de las autoridades involucradas en la materia

 

Bajo la premisa de ofrecer mayor seguridad a la población al terminar con el narcotráfico, Los Senadores de MORENA pretenden legalizar el uso de la marihuana con fines recreativos; así lo dio a conocer en rueda de prensa el Senador por Aguascalientes, Toño Martín del Campo quien detalló que este tema será puesto a discusión ante el pleno el próximo miércoles y que su voto será en contra de no aceptarse las reservas y modificaciones que se proponen.

 

Explicó que desde inicios del presente año se comenzó a trabajar en el dictamen original que incluía la aprobación del uso de esta sustancia con fines médicos, a través de una serie de foros y consultas con especialistas en la materia, sin embargo los integrantes de este partido, de forma ventajosa, lo cambiaron de la noche a la mañana.

 

“Nosotros propusimos varias cosas, sobre todo la comercialización del cannabis pero para uso médico, porque hay dos sustancias muy importantes: el THC, que es el alucinógeno, es lo que se estará autorizando con fines recreativos y lo que nosotros estábamos proponiendo es el CBD que se pudiese despenalizar porque no es alucinógeno y por el contrario ayuda al tema de salud en personas epilépticas, dolores musculares, migraña, estrés, estimula la memoria, la creatividad y ayuda a combatir el cáncer, ahí sí íbamos nosotros a favor para que se quitara ese candado y se pudiese producir cáñamo que es lo que tiene esta sustancia”.

 

El legislador señaló que el argumento de los Senadores de MORENA es que se trata de la regulación del uso del cannabis y sus derivados bajo un enfoque de salud pública, derechos humanos y desarrollo sustentable en aras de mejorar las condiciones de vida de las personas y de todos los mexicanos, para contribuir con la reducción de la delincuencia vinculada al narcotráfico fomentando la paz, sin embargo resulta muy poco probable que con la legalización de esta sustancia con fines recreativos se logren elevar los estándares de seguridad en el país.

 

Indicó que se dará un plazo de 6 meses para la entrada en vigor de este dictamen en el que aparecen tres tipos del uso de cannabis: para adulto, con lo que la va a poder consumir cualquier persona; para la investigación y el uso industrial. Aunado a ello, también se reducirá la multa para quienes la consuman frente a menores de edad que anteriormente ascendía a un monto de 3 millones 400 mil pesos y ahora será de tan solo 8 mil 600 pesos; además cada persona podrá tener hasta cuatro plantas de marihuana y en caso de que en un domicilio vivan más de dos personas que también la consuman podrán tener hasta seis y quienes consuman marihuana en establecimientos públicos, oficinas y restaurantes van a recibir una multa de 5 mil 100 pesos; por otra parte en cuanto al gramaje, quien así lo desee podrá portar 28 gramos de marihuana, lo que equivale a poco más de una cajetilla de cigarros.

 

Martín del Campo mencionó que a la par se creará el Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis, organismo que estará integrado por los titulares de Gobernación, Hacienda, Relaciones Exteriores, Educación, Seguridad Pública y Agricultura y entre sus funciones estará evitar la intervención de organizaciones empresariales en apoyo a aquellas personas o estados donde se siembra marihuana por necesidad como es Guerrero y la parte sur del país, lo cual es algo positivo para los productores.

 

“Lo que nosotros estamos en contra es que no se tome en cuenta a la sociedad civil ni a expertos en la materia, son solo funcionarios de gobierno y los puede remover el Presidente de la República con la creación de este instituto que, si bien es cierto, depende de la Secretaría de Salud pero a final de cuentas va a tener un poder muy fuerte porque de él van a depender las licencias de todo tipo, desde el cultivo, la comercialización de la semilla, la exportación, entre otros”.

 

En su oportunidad, José Daniel Chávez Acosta, Maestro en Derecho y Especialista en Prevención del Delito, señaló que la legalidad de nuestro país no se encuentra preparada regular y controlar un tema tan delicado como lo es el uso de la marihuana con fines lúdicos y agregó que de acuerdo a cifras de la Suprema Corte de la Nación, al hablar del tema de la delincuencia organizada, en nuestro país el 98% de la comisión de los delitos relativos a dicha práctica es impune por lo que no se puede hablar de un control de la legalización de la cannabis de forma recreativa si se parte de una vigilancia de un sistema judicial totalmente deficiente.

 

De igual forma cuestionó el hecho de que este enervante pueda ser utilizado de forma libre en un país donde la edad promedio en la que se inicia su consumo oscila entre los 5 y 6 años en áreas conurbadas, por lo que legalizar esta práctica y poder tener plantas en casa podría ocasionar que estos menores tengan mayor acceso a este producto que acarrea graves consecuencias tanto de salud como sociales.

 

“Al hablar del uso recreativo sin considerar el uso médico e industrial, estamos hablando de un retroceso en la legalidad y el estado de derecho, yo lo veo contraproducente y totalmente fuera de contexto. No hay la infraestructura, no existen las condiciones en nuestro país para llegar a un control total de lo que se está proponiendo en este dictamen”.

 

Finalmente, Toño Martín del Campo reiteró su compromiso de continuar trabajando desde el Senado de la República anteponiendo siempre el bienestar de las y los mexicanos y rechazando tajantemente todas aquellas ideas y propuestas que representen un retroceso para nuestro país o que sean en perjuicio de la sociedad en su conjunto.